1 de junio de 2024

Japón 6.0: Preparativos

Este viaje empezó a fraguarse poco después del quinto. En el cual, ya explicamos, Jordi enfermó y yo tampoco estuve fina. 
Acabamos en el médico en Tokyo y no pudimos disfrutar 100% del viaje. 

En cuanto nos recuperamos lo vimos claro: ¡Queríamos volver! Volver para ver a Laura y Hira en buenas condiciones, volver para comer todo lo que no pudimos en el anterior, volver para, sencillamente, disfrutar de cada día. ^_^

Así pues, con la excusa de cumplir una promesa (Ir a ver el Festival de linternas de Nagasaki, que es en Febrero) me puse a planificar este Japón 6.0.

Aunque tenemos que confesar que Japón va a ser el destino recurrente. Más aún. 
A mí me encanta (ya lo sabéis) y Jordi se siente muy cómodo dejándose llevar por un país que también disfruta muchísimo. 
¿Hay más mundo? Sí. Pero... ¿Que vamos a hacerle, si allí soy feliz? ^_^


24 de mayo de 2024

Japón 5.0: Conclusiones y Presupuesto

Nuestro quinto viaje a Japón acabó siendo una mezcla de sentimientos. 

Por un lado, momentos muy especiales, como el poder ver en persona a nuestras amigas de Japonés con Nipponismo (mis sensei jeje) o el disfrutar de lugares como Kurokawa onsen o Yutoku Inari jinja...
Pero por el otro, estuvo marcado por la bronquitis de Jordi, que lo llevó incluso a visitar el médico y tirar del seguro de viajes. 
Fue de esas infecciones que nos dejó tocados a los dos, pero mucho más a él, y quieras que no, no acabas disfrutando del todo. 


26 de abril de 2024

Últimas compras en Tokyo y vuelo de regreso a casa

Ésta era nuestra última mañana en Tokyo del Japón 5.0, pero no resultaría muy provechosa. 
Y es que, yo amanecí sintiéndome mal y con algo de febrícula, ninguno de los dos parecía haber curado bien la bronquitis.

Si a eso le sumas que estuvo lloviendo, pues decidimos bajar las revoluciones, hacer las compras justas y listo. 

Dejamos las maletas en el hotel y nos pasamos por la estación de Ueno, donde habían montado un mercadillo con muchos dulces, y aproveché para desayunar unos Ichigo daifuku mochi, intentando levantar un poco el ánimo. 


De ahí, nos pasamos por el Yamashiroya, la friki-tienda que está justo enfrente, y a la que siempre vamos. 


Por último, nos acercamos al Takeya (unos grandes almacenes en Ueno-Okachimachi, que tienen de todo) a por curry y Kit Kats, como siempre, para acabar de llenar las maletas. 


Como yo no mejoraba, decidimos recoger las maletas e ir con calma al aeropuerto, para apalancarnos en algún lado y comer. 

Al ser Haneda, llegamos en unos 40' desde Ueno, usando la Yamanote + Monoraíl. Y una vez allí, nos dirigimos al piso superior, que está lleno de restaurantes y tiendecitas. 
Comimos unos gyudon baratos (bol de arroz con carne), descansamos un rato y facturar. Nos sabía mal dejar Japón de esta manera, sin muchos ánimos, pero es que este viaje resultó ser durillo por lo que respecta a la salud. 
Y por primera vez, había ganas de llegar a casa y descansar bien para recuperarnos. 

De hecho, estábamos tan KO, que apenas hay un par de fotos de estas últimas horas en Tokyo. 

Los vuelos de vuelta fueron bien. Esta vez sin retrasos ni alteraciones por ninguna huelga, pero llegamos muy agotados. 


Aunque habíamos disfrutado de ciertos lugares y días, otros quedaron empañados por el malestar físico, sobretodo para Jordi. Así que, una idea no tardó en ir calando: Volveríamos, pronto, y volveríamos a Kyushu para poder disfrutarlo y estar en buenas condiciones con nuestras sensei, en Nagasaki. ^_^

Japón 6.0 no tardó en empezar a fraguarse...

Próximamente...


25 de abril de 2024

Tokyo (Ueno, Santuario Nezu y compras frikis)

Era nuestro último día entero en Japón pero, tras la mala noche que pasó Jordi, decidimos no madrugar en exceso. 
Aparte del dolor en las costillas, volvía a toser más. Entonces no lo supimos, pero de vuelta a Barcelona, el médico volvió a darle tratamiento para la bronquitis porque no la había curado del todo. 

Así que, con calma, nos fuimos al parque Ueno a desayunar tranquilamente. 

Tokyo

18 de abril de 2024

Vuelta a Tokyo (Odaiba)

Éste fue, básicamente, un día de traslados. Puesto que nos esperaban bastantes horas (más de seis) desde Beppu hasta Tokyo en tren. 

Abordamos el primer tren en Beppu, tras comprar el desayuno en la estación, y al analizar los dos trasbordos que teníamos por delante, decidimos que compraríamos la comida en el primero puesto que era el que más tiempo nos dejaba. 

Así pues, una vez en la estación de Kokura, nos fuimos a ver las tiendecitas que venden ekiben (bentos o cajitas de almuerzo, que se venden en las estaciones). 
Nos compramos unas que traían carne de vaca kuroge, de la zona de Kyushu (2541¥ los dos). 


8 de abril de 2024

Kurokawa Onsen y rumbo a Beppu

Si tengo un ritual en Japón, es el levantarme pronto en los ryokan para ir a los baños termales antes del desayuno. 

Kurokawa onsen
Y la estancia en Kurokawa onsen no iba a ser una excepción. ^_^