1 de marzo de 2018

Free Tour en Edimburgo con Edintours

A lo largo de los viajes, hemos ido descubriendo que hacer un tour por ciertas ciudades te permite conocerlas mejor: su historia, sus rincones, ciertos secretos...


Pero solemos escapar de los Free Tours llevados por empresas famosas (Sandeman's ejem), porque, aunque ahora también han implementado la reserva en la web, juntan grandes grupos (en la sección de FAQ's pone que pueden llegar a juntar hasta 40 personas...). Lo de ir como rebaño no nos va. 
Además, solemos investigar un poco para asegurarnos que los guías realmente saben historia, conocen la ciudad y se alejarán de los bulos... No hace falta que nos adornen la realidad, queremos rigor histórico. 
Por eso, en ciudades como Londres, Berlín, etc. solemos ir con empresas cuya ruta guiada se paga, pero el grupo es reducido. 
Por que al final, un Free Tour también se paga, o deberías, si te ha gustado. ¿Como? ¿Pero no son gratis?
A ver, el término Free Tour se utiliza para aquellos tours en que no se establece un precio de entrada. Tu realizas la ruta y al finalizar pagas lo que consideras justo por el servicio ofrecido. 

Como comento, no somos de irnos con la famosa empresa de free tours de turno. ¿Entonces, como acabé haciendo uno en Edimburgo?.
Pues bien, gracias a mi amiga Pat, del blog Mad About Travel, que me propuso realizarlo durante mi visita a la ciudad y me dio unos buenos motivos: 

1- Edintours realiza free tours, pero bajo reserva y nada de juntar 30 o 40 personas. Son grupos manejables para que puedas disfrutar de la visita. 

2- Sus guías saben de historia y huyen de ciertas mentiras que otros cuentan. Nosotros estuvimos con Jean y puedo afirmar que le entusiasma Edimburgo y la historia de Escocia. Aprendí muchas cosas y me desmintió algunas otras, cosa que siempre agradezco. 

Pues bien, sabiendo que se trataba de un Free Tour bajo reserva y con las buenas referencias de los guías, nos apuntamos. ^_^

Hicimos el tour de la ciudad, donde se muestran los lugares de mayor interés y lo básico de la historia de Edimburgo. Pero también se puede realizar el tour tenebroso y próximamente uno relacionado con Harry Potter. ¡Atención a los fans! (consultar su web para reservas)

La ruta empieza en la Royal Mile, donde empezamos a descubrir curiosidades de la ciudad, sus closes antiguos, el como era en la Edad Media...


























De ahí nos fuimos al Ayuntamiento, descubriendo más anécdotas y su mini paseo de la fama, donde J.K. Rowling dejó su huella. 


Seguimos con la iglesia de St. Giles y sus alrededores, uno de los puntos fuertes del tour: anuncios oficiales, sentencias a ladrones, la tumba de John Knox, disputas religiosas... Sin duda, ese rincón de la ciudad nunca ha estado aburrido. 


De ahí, pasamos por la estatua de David Hume, cuyo pie está reluciente y es que frotarlo es una tradición local. Y admiramos el pub relacionado con el Diácono Brodie, quien llevó una doble vida un tanto sorprendente. ;)


Después recorrimos la pintoresca y famosa Victoria Street (con recomendación gastronómica incluida ¡No os perdáis el Oink!) hasta Grassmarket. Antaño zona del patíbulo, donde la historia de algunos pubs y ciertas ejecuciones acapararon la atención de todos. 


Seguimos la ruta en el cementerio de Greyfriars, con la bonita historia de Bobby y su fidelidad, alguna historia truculenta y más Harry Potter. ^_^


A la salida del cementerio nos hicimos fotos con la estatua de Bobby, que me parece preciosa, pero con una advertencia por parte de Jean: ¡No le toquéis la nariz!
Y es que se ve que los guías de Sandeman's (esa compañía que evito siempre) se inventaron, allá por el 2011, que frotarle la nariz trae suerte. Y aunque ya no lo cuentan (porque fue una invención suya y no es para nada una tradición local), eso ha quedado y mucha gente se la frota. 
Desde entonces la estatua ha tenido que ser reparada varias veces. Le han puesto carteles avisando pero la gente pasa. Así que se están planteando el protegerla con una especie de reja, lo que para mí sería una lástima, todo por culpa de una invención. 
Así que por favor, ¡No le toquéis las narices a Bobby!



Para finalizar el tour, nos llevó al Museo de los Escritores, que resulta ser gratis y cuya existencia yo desconocía. 

Tras unas últimas anécdotas, Jean se quedó cuanto hizo falta para responder preguntas, dudas, recomendar restaurantes... lo que hiciera falta. 

Para mi un tour 100% recomendable. Me quedé con ganas de poder realizar el tenebroso, porque estoy segura que me gustaría mucho más que aquel que hicimos en nuestro viaje de 2012. Y es que un buen guía marca la diferencia. ^_^
¡Cuando regrese por Edimburgo seguro que me apunto!

¡Gracias Jean por tu entusiasmo!


2 comentarios:

  1. Estic valorant anar de viatge amb el bebe a escòcia aquest estiu! M'anirà molt bé el teu blog! Ja et preguntaré coses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial!!! i mira també el de Mad about travel! que es una experta!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...