5 de julio de 2013

Londres: British Museum, Soho y Picadilly

El vuelo con Ryanair fue con normalidad, dentro de lo que viene siendo ésta compañía.
Llegamos al aeropuerto de Stanted a las 8:30, teníamos una hora para ir hasta el autocar de Terravision que nos llevaría a Londres. Jordi ya había estado, así que fuimos directos, pero está señalizado así que hay tiempo de sobras.
El bus tarda alrededor de 1h y cuarto en llegar, aunque depende del tráfico.

Al llegar a Victoria lo primero que vimos fue bastantes grúas en un descampado al lado de la estación. Y es que según comprobamos, el resto de días, están construyendo una nueva conexión con los trenes y tienen patas arriba varias estaciones de Londres.

Sin embargo nuestro hotel estaba  del otro lado de la estación. La zona nos gustó mucho, es tranquila y el estilo de casas le da un aire "señorial".


Por si no os habéis fijado en el nombre del Pub:

Vamos "Jordi" ya tenía cachondeo nada mas llegar!

Tras hacer el check-in adelantado y ver la mini habitación, decidimos ponernos en marcha. Como era medio día comimos en la estación. No os voy a engañar, la comida fue una parte donde ahorramos dinero, quitando alguna excepción, la mayoría de días fue Mc Donald's o Sandwiches, así que no esperéis un viaje gastronómico jaja 

Tras la comida, fuimos a las taquillas de la National Rail a sacar la Travelcard semanal y seguimos de cachondeo, por que la señora que nos atendió le gustó mi nombre y se puso a cantarlo xD así sin mas...
Por cierto, ¡¡la travelcard la podéis pagar con tarjeta, libras, euros o dolares!! (estas dos últimas divisas solo en billetes)

Travelcard en mano nos dirigimos a nuestra primera visita en la ciudad: ¡¡El British Museum!!


Aprovecho para decir que una de las cosas alucinantes en Londres son sus museos. No solo por las colecciones que albergan, el tamaño y el hecho de que muchos son gratis... También por su organización y por su accesibilidad, totalmente adaptados para la gente con discapacidades... una pasada.
Aunque el British es gratis, nosotros acabamos dejando un pequeño donativo, y es que valoro mucho el que dejen semejante tesoro cultural al alcance de cualquier visitante.

Bueno, mapa del museo en mano (Sí, ¡lo necesitaréis! Y os aviso, imposible verlo todo "bien" en poco tiempo) fuimos directos a la "Joya" que tantas ganas tenía de ver: ¡la Piedra Rosetta!

¡La echamos de menos en nuestro viaje a Egipto y teníamos que verla! El objeto que dio la clave para descifrar los jeroglíficos y descubrir tantas cosas fascinantes del antiguo Egipto. ^_^ 
(Esto... no entraré en polémicas sobre donde debería estar ;) ).

A continuación nos dedicamos a recorrer lo que pudimos, y mas nos interesaba, del museo. ¡En 3h que estuvimos fue imposible verlo todo!
La sala Egipcia, la Griega (donde están los frisos del Partenón), la sala de los relojes, la biblioteca... y mucho mas. 


















Podéis ver mas fotos en nuestro Flickr.
Al salir empezó a llover un poco (¡uno de los dos únicos momentos que nos llovió en todo el viaje!) así que decidimos refugiarnos en el Forbidden Planet y tener uno de nuestros "friki moments", que consiste en cosas como:
¡¡Esa tienda es el paraíso del merchandising!! Por suerte conseguimos retener nuestras tarjetas en la cartera jaja si no... es para salir arruinado ;)

Tras un descanso en el Starbucks, para merendar y tirar de WIFI gratis, miramos el mapa para decidir que podíamos ver hasta que llegara la hora de encontrarnos con Bernat. Como habíamos quedado en la estación de Tottenham (que está al lado del museo) decidimos ir a ver el Soho.

Primero llegamos a la plaza Soho Square, donde podréis encontraros con grupos de jóvenes reunidos en el césped y tomando algo.

En esa "caseta" hay un ascensor que durante la II G.M bajaba al refugio antiaéreo.
En uno de los extremos de la plaza descubrimos que había la sede internacional de la Twentieth Century Fox. O.O Alucinando nos quedamos.


Callejeamos un rato en busca de casas donde han estado varios personajes históricos, sin embargo la única que está señalizada es en la que vivió Karl Marx:

Regresamos a la estación para encontrarnos con Bernat, el planing fue regresar al Soho para acabar de recorrerlo, cenar y acabar en Picadilly.

El ambiente empezaba a cambiar, los pubs estaban llenos (curioso lo de las vallas en las aceras para delimitar el lugar donde estar con las copas)


Empezabas a ver gente "curiosa" (el de las botas estaba bailando, y os aseguro que estuvimos un buen rato por esa zona y no paraba... ¡Vaya marcha!)


Y podías acabar recibiendo invitaciones para locales de ambientación gay. xD Y es que en esa zona se concentran bares, salas de fiesta... de carácter gay, así como tiendas tipo sex shop.
Nosotros no somos de salir de fiesta, pero sin duda en esa zona tiene pinta de juntarse una buena para salir de marcha.

Por cierto, no me esperaba ver en Londres "tuc tucs" y los hay a patadas O.O


Las siguientes calles del Soho pertenecen a Chinatown. Los carteles cambian de escritura y temática y la decoración te deja bien claro donde estás.



Eso si, son un par de calles, no os esperéis un barrio entero. Allí podréis cenar en una infinidad de restaurantes chinos, con su pato laqueado bien visible.


Nosotros preferimos la cocina Italiana, así que fuimos a un Pizza Express (aprovechando el descuento del 20% que nos dieron en el hotel) a zamparnos unas pizzas buenísimas. Por cierto, gracias por invitar Bernat. ;)


Tras ponernos al día y cenar tranquilamente tomamos rumbo a Picadilly, al salir del restaurante empezaba a ponerse el sol (a las 22h aún había algo de luz) y el espectáculo de luces empezaba.


Al llegar a Picadilly aún fue mas espectacular, con sus pantallas gigantes.



Picadilly al anochecer se resume en "gente y luces". La conglomeración y la diversidad de colores recuerda a ciertos barrios de Tokyo.


Incluso hay una estatua usada como punto de encuentro, como la de Hachiko en Shibuya, sin embargo aquí se trata de la llamada "estatua de Eros" (cupido).


Y digo "llamada" por que en realidad no es Eros, es el ángel de la caridad cristiana, en honor a un lord que fue abolicionista del trabajo infantil. Por lo visto el artista, tras las malas críticas recibidas, decidió retirarse...

Y rodeados de jóvenes, para los que el día parecía recién empezar, tocaba bajar al metro, contracorriente y despedirnos de Bernat hasta la mañana siguiente, había que madrugar y ya llevábamos muchas horas en pie.

Llevaba un día en Londres y empezaba a entender la fama de sus museos y el, mas que merecido, adjetivo de "cosmopolita".

Relatos de otros viajeros   #postamigo
Descubriendo- Las primeras impresiones de Londres

4 comentarios:

  1. Muy interesante vuestro recorrido. A mí la plaza q más me gusta de Londres es Picadilly.
    Y la Piedra Rosetta increíble, eh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros es que somos mas bien de lugares con poca gente, por eso en Picadilly no paramos mucho xD estaba hasta la bandera jaja

      La piedra Rosetta se ha de ver...es de esos objetos que han hecho historia.

      Gracias por leernos ^_^

      Eliminar
  2. hermoso dia, recuerdo en 1997 visite la casa de karl marx donde tu estuvistes ahora, un barrio muy normal y tranquilo.... esperamos los siguientes dias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, visitaste el barrio por la mañana? por que por la tarde/noche hay un ambiente que no veas jeje

      saludos ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...