26 de julio de 2017

Tokyo (Odaiba y Shiodome)

Amanecía un día especial: ¡Mi cumpleaños! Y para disfrutarlo tenía planificado un día tranquilo y lleno de frikadas. ^_^

Odaiba

De hecho, mi día empezó antes de lo esperado.
Me desperté para ir al baño a las 6:30h y vi que ya había unas pocas chicas, japonesas y occidentales duchándose y arreglándose. 
Primero pensé: Hoy no necesitas madrugar, a dormir un rato más. Hasta que me fijé en un cartel que ponía: Las duchas pueden estar muy concurridas de 7:00 a 9:00h. Y en ese momento un escalofrío me despertó de golpe y vino a mi mente la horda de chinas que todavía dormían.
Miré a mi alrededor, los baños y duchas impolutos, tranquilidad... Corrí a por mis toallas, neceser y ¡a la ducha! Quería empezar el día relajada y no cabrearme como la noche anterior, era mi cumple y no me lo iban a estropear. jaja

Tras una ducha reconfortante, regresé a la capsula para vestirme y empezaron a sonar despertadores, eran las 7:00h ¡Salvada por los pelos! jeje
Cuando Jordi me comunicó que también estaba listo, bajamos para hacer el check out y nos fuimos a desayunar al Mister Donut. Hoy no tocaba conbini, quería disfrutarlo bien. 
Tomamos dos donuts rellenos y café con leche, que te van rellenando, por 420 yens.


Después del desayuno tranquilo nos fuimos a Odaiba, donde pensaba pasar la mañana celebrando mi cumple en el Joypolis, el parque de recreativas SEGA. ¿Y porque ahí? Pues porque en esas fechas tenían un evento especial de Evangelion, mi serie favorita.

Llegamos que acababan de abrir y optamos por comprar el "Passport" que es la entrada combinada donde te entran la gran mayoría de las atracciones. El normal costaba 4000 yens pero tenían uno especial de Evangelion donde, por 4900 yens, te daban unos souvenirs de la serie, así que yo me cogí ese. ^_^
También hay la opción de pagar la entrada sola, 800 yens, y pagar luego las atracciones aparte. Aunque solo con que te subas a 4 ya te sale a cuenta el combinado. 
¡Un detalle! Yo no avisé de que era mi cumpleaños y mas tarde me enteré de que si lo hubiera hecho, mostrando el pasaporte, me hubieran hecho descuento... En fin, pensaba disfrutarlo igual.

Entrar fue un descojone. Nos esperaban varios empleados que nos dieron la bienvenida eufóricos y yo, que también iba a darlo todo, me uní a ellos.

Odaiba

Dejamos las cosas que más nos molestaban en las taquillas y empezamos el recorrido por la mini montaña rusa, que estaba tematizada de Evangelion, y donde tu pilotabas un Eva contra el ataque de ángeles. 
Era un minijuego y competías contra los otros ocupantes de la vagoneta. Ni que decir que el japo que se montó con nosotros nos apalizó. jaja
También hicimos una especie de búsqueda del tesoro por el parque, donde teníamos que seguir una serie de pistas e interpretar el mapa del lugar. Lo completamos en la mitad del tiempo que te dan y al vernos llegar el chico de la atracción alucinó. Por lo visto a los locales no se les da bien ese tipo de juegos. jaja. 


Y fuimos pasando por varios juegos como el simulador de conducción de Initial D (dedicado a mi cuñado), otros tipo shooter donde montas en una plataforma que va rotando sobre el eje vertical, vimos un corto con Sonic... Todo muy divertido, hasta que llegamos a la de Transformers.
En ella tu tienes que ayudar a acabar con los Decepticons, mientras vas de un lado para otro de la batalla en una esfera que rota 360º en cualquier dirección.


Hay momentos en que giras muy rápido y varias veces seguidas. A mi me encantó, pero Jordi casi no baja de una pieza... Lo primero que hicimos al bajarnos fue ir a sentarnos un rato y tomar algo (aproveché para pedirme una bebida de Evangelion). Después de eso, las atracciones que dieran vueltas o muy movidas quedaron descartadas. Menos mal que no fue la primera en la que se subió. jaja

También hay una zona con juegos tipo feria y con mini juegos de Sonic. Lástima que alguna como la del Phoenix Wright exija saber bien el japonés, porque tenía muy buena pinta.
Pero por suerte había muchos mini juegos, atracciones tipo teatro... Y sitios donde hacerse fotos con detalles de Evangelion.


En definitiva, resultó ser un parque muy entretenido y además apenas había gente, quizás por ser entre semana, porque me consta que otros amigos lo han pillado mas lleno.

Al salir, algo tarde ya, fuimos a comer al Museo de los Takoyakis, que está en una zona de aspecto retro, y que no es mas que varios chiringuitos de takoyakis de diferentes tipos. 
No estuvo mal, pero no son los mejores que hemos comido (800 yens por dos bandejas de takoyakis). Como apunte, los miércoles es el día de las parejas y por 1000 yens puedes tener varias bandejas, con forma de corazón, para probar los diferentes tipos.

Odaiba

Por la tarde recorrimos tranquilamente otras zonas de Odaiba. 
Nos acercamos al Leisureland, una zona de recreativas arcade que tiene una noria, entramos a ver los cuarteles de la Fuji TV (pero sin pagar por el mirador), paseamos por el Venus Fort y su ambiente veneciano...

Odaiba
Odaiba

Por último, nos acercamos a la estatua de Gundam e hicimos fotos del Skyline de Tokyo. (Nota: La estatua de Gundam ha sido retirada y en otoño de 2017 se espera que pongan otro modelo.)

Odaiba Odaiba

Me gustó mucho pasear tranquilamente por Odaiba el día de mi cumpleaños, y eso que aún nos quedó pendiente el ir al Ooedo Onsen. Y es que es una isla con mucho entretenimiento.
Antes de regresar a Ueno, donde pasaríamos las últimas noches del viaje, paramos en Shiodome para ver el espectáculo de luces navideñas en el centro comercial Caretta. ¡Un auténtico océano de leds!

Shiodome



Regresamos al hotel donde habíamos estado al inicio del viaje. Comprobamos que la maleta había llegado perfectamente, descargamos las mochilas y nos fuimos a cenar para acabar la celebración.
La verdad es que podrá chocar pero no me apetecía nada "especial" de cena. Me apeteció ir al Sukiya a por un buen bol de gyudon con queso (900 yens los dos) y, eso sí, compré un trozo de la típica tarta de fresas que venden para las celebraciones, como la Navidad (350 yens). ¡Estaba deliciosa! La guinda perfecta para un cumple en Japón. ^_^.


Y así pasé un divertido y relajado cumpleaños en Japón. ^_^

Llevábamos unos días de relax, pero al día siguiente haríamos nuestra última excursión con una bonita ruta de senderismo así que tocaba acumular energías.


4 comentarios:

  1. Buena forma de celebrar el cumple!! La tarta tiene una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
  2. Woww vaya supercumple pasaste. No conozco la serie, pero supongo que estará genial. Se te ve radiante y feliz!! yo con las duchas también hubiese madrugado, todo sea por evitar la invasión de después, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie es una fumada jajaja pero mola mucho. Es un clásico jeje
      Ay las duchas.... Madre como espabilé jajaja

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...