Mostrando entradas con la etiqueta Portugal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Portugal. Mostrar todas las entradas

9 de febrero de 2016

Guimarães: Donde nació Portugal

"Aquí nasceu Portugal". Así reza el famoso cartel que identifica la ciudad de Guimarães, en el norte de Portugal.

Y es que a finales del S.XI doña Teresa, hija del rey don Alfonso VI de León, se trasladó a vivir aquí junto con su marido. Según la tradición, aquí nació su hijo Alfonso Henriques quien se convertiría, años mas tarde, en el primer rey de Portugal.

Hacía tiempo que teníamos ganas de visitar esta ciudad por su historia y porque nos habían dicho que conservaba un aire antiguo muy bonito.
Así que, en una de nuestra escapadas al pueblo, vimos que el vuelo de regreso salía por la tarde de Oporto y hablando con mis padres decidimos acercarnos a pasar el día.

Guimaraês


11 de julio de 2014

Fin de Semana en Oporto (Día 2)

Al levantarnos lo primero que tuvimos que solucionar fue el tema de los coches. Solo habíamos pagado el parking del hotel para el día anterior y no sabíamos si iban a tener sitio para ese día.
Al final no hubo problema, pudimos dejarlos hasta la tarde y encima solo nos cobraron por uno de ellos. ¡Todo un detalle!

Desayunamos en un bar cerca del alojamiento. Nos pedimos unos "Pasteles de Belém" muy típicos de Portugal y que en la zona norte (cerca de mi pueblo) conocemos como "Pasteles de nata". 
Son una especie de tartaleta con crema, y, aunque no estaban mal, la verdad es que las que como en Castro Laboreiro (de una panadera que viene a mi pueblo) son mucho mejores que esos.
Por todo Oporto los venden, y, aunque supongo que dependerá del lugar para comerlos mejores o peores, os recomiendo que los probéis. A mi me encantan.


8 de julio de 2014

Fin de Semana en Oporto (Día 1)

Y por fin... ¡Oporto!
Digo por fin porque he volado infinidad de veces a su aeropuerto, camino del pueblo, y nunca me había parado a visitarla. Sin duda, era una cuenta pendiente.

Así que cuando mi padre propuso aprovechar que en Semana Santa estábamos toda la familia junta, y que esa vez aterrizábamos muy pronto, para visitarla vimos la oportunidad de saldar esa deuda.


16 de enero de 2013

Ponte da Barca, Soajo y Lindoso

En esta entrada os quiero mostrar una pequeña ruta por unos pueblos que me gustan mucho, en el norte de Portugal.
En la zona hay mas pueblos y puntos de interés donde detenerse, pero estos son los que mas conozco. En un futuro espero ampliaros la zona.

Si miráis el mapa, están realmente cerca, como mucho a media hora en coche un punto del otro.

La primera parada es Ponte da Barca. Situado al borde del río Lima, adopta su nombre por la barca que, antiguamente, ayudaba a los peregrinos del Camino de Santiago a cruzar el río y por el puente, que fue construido a mediados del S.XIV, y que es uno de los puentes medievales mas importantes del país.
Como anécdota os contaré que es una de las localidades que se disputa ser el lugar de nacimiento de Fernando de Magallanes.


A lo largo del río han creado un paseo fluvial precioso, uno de mis puntos favoritos para pasear y hacer fotos. Además, si vais en verano, podéis llevaros el bañador, puesto que en un extremo tienen una playa fluvial con todas las comodidades.


El casco histórico del pueblo destaca por sus calles adoquinadas, las casas señoriales con los escudos en las puertas y las fachadas pintadas de blanco.


La siguiente placita, con su fuente, me tiene el corazón robado. Cada vez que voy digo que mi futura casa será la que veis en la foto a la derecha (es tipo señorial, con patio incluido... casi ná xD)


Si os gusta la artesanía portuguesa (cerámica, bordados...) encontrareis tiendecitas donde comprar. Pero si vais los miércoles encontrareis un gran mercado digno de visitar. (Encontrareis de todo) Eso si, es un miércoles cada 15 días, pero no es problema, puesto que los otros miércoles el mercado está en Arcos de Valdevez, el pueblo que está cruzando el puente.

Si os interesan las fiestas regionales, os recomiendo ir el 24 de Agosto, veréis muchos desfiles y actuaciones tradicionales, y por la noche, ¡unos fuegos artificiales en el río espectaculares! 


Se ha de ir bien temprano o a la tarde, tras la procesión, porque va muchísima gente y para aparcar es complicado. Nosotros fuimos por la tarde, sobre las 20h, y pudimos aparcar sin mucha complicación.
El ambiente que hay es una pasada, mercadillos, una feria enorme, muchos chiringuitos de comida, churros etc. Y aunque los fuegos son a la 1 a.m (hora portuguesa), no te aburres porque hay actuaciones por todos lados.




Unas fiestas que valen la pena, y si veis que acaba demasiado tarde para coger el coche, siempre podéis dormir allí, el alojamiento es barato.

Dejamos Ponte da Barca (que aunque le llame pueblo, es grandecito). Para adentrarnos en el Parque Nacional de la Peneda-Gêres y visitar la pequeña aldea de Soajo, de la que destaca el "Espigueiro", o lo que nosotros llamamos la zona de los hórreos. Imagen típica de las aldeas gallegas, servían para guardar los cereales y otros productos, protegerlos de la humedad y de los animales.


El pueblo conserva casas antiguas de granito, y las que son modernas intentan mantener la armonía del entorno (algo que me gusta de las aldeas portuguesas).


¡Incluso el cajero está integrado en el entorno!


Lo bueno de estas aldeas, es que en cualquier momento puedes encontrarte con alguna estampa típica, como son las vacas cachenas:


Y estas eran jovencitas... ¡las hay con cuernos mas grandes!

La siguiente imagen me trae recuerdos:


Y es que, aunque en ciudad pueda parecer extraño, yo he vivido el ir los veranos a lavar las sabanas al lavadero del pueblo. A día de hoy es difícil verlo, pero en pequeños pueblos de montaña (como Soajo) aun podéis encontraros con ello.

La última parada la haremos en el Castillo de Lindoso.


No es un castillo muy grande y está en proceso de restauración, pero la entrada cuesta solo 3 euros y vale la pena poder caminar entre sus murallas y visitar las exposiciones que tienen con material y armas de diversas épocas.
Construido en el S.XIII, tuvo un papel importante durante la guerra de Restauración de la independencia de Portugal.


Un punto de su historia que me llamó la atención (en la entrada te dan un folleto informativo), es que los españoles ocuparon el castillo en 1662 y se dedicaron a ampliar la muralla y mejorar el castillo. Al cabo de dos años, una vez finalizadas las mejoras, los portugueses atacaron y se hicieron de nuevo con él... ¿Alguién saca la misma conclusión que yo? ¡No eran listos ni ná! Las reformas que las paguen otros xD.


Detrás del castillo se encuentra otro "Espigueiro", con un número de hórreos considerable (creo que ronda los 50).


¡Y por último "Momento gastronómico"!
Aunque podréis comer bien en cualquiera de los lugares que os he mostrado, no puedo dejar de recomendaros mi sitio favorito, y al que voy SIEMPRE que visito el pueblo. ^_^
El restaurante "Sao Martinho", al pie del castillo, es un local regentado por una familia muy amable y donde encontrareis las famosas y buscadas ¡3Bs!



Como entrante os aconsejo el "Choriço a o Inferno", una imagen vale mas que mil palabras:


Si os gusta el pescado, no dejéis de pedir el "Bacalao a Narciça". Una ración es para dos personas (y son tan honrados que te lo avisan para que no pidas doble ;) ). Por unos 15 euros comeréis un bacalao muy bueno.
Pero si sois carnívoros, no os preocupéis, tenéis varias opciones, entre ellas "Bife a o Sao Martinho": un tierno y grueso bistec cubierto por una loncha de jamón york y un huevo frito, rodeado de patatas.

Además si vais entre semana ¡por 6 euros podéis pedir el menú del día que está de vicio!
Suelen tener una variante de pescado y una de carne, esta última vez era merluza o lomo al horno con salsa de champiñones, todo ello acompañado de ensalada, arroz y patatas:


En el menú entra pan, bebida, café y postre... No se a vosotros, pero yo siendo de Barcelona, por ese precio y con esa calidad se me saltan las lágrimas.
¡¡El postre!! Mi gran debilidad y mi devoción es por el puding buenísimo que hacen. G_G


Cuando nos atiende la mujer, ya no hace falta ni que le diga que quiero de postre. xD

Mi consejo es que vayáis sobre las 12:30-1h portuguesa (recordad que allí es una hora menos). Suelen comer pronto, pero a las 12h os lo encontrareis lleno de trabajadores de la zona. Un indicativo de su calidad.

Y hasta aquí la mini escapada por los pueblecitos portugueses cercanos a mi pueblo.