Mostrando entradas con la etiqueta Galicia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Galicia. Mostrar todas las entradas

4 de octubre de 2016

Monasterio de Oseira

Situado al norte de la provincia de Ourense, en el fondo de un bonito valle del municipio de San Cristóbal de Cea (famoso por su pan), encontramos el majestuoso monasterio de Oseira. Nombre que viene dado por los osos (Osera) que antiguamente rondaban el paraje que los monjes escogieron para su asentamiento. 

Monasterio de Oseira


19 de septiembre de 2016

Excursións no Xurés (VIII): Ruta Vía Nova (Portela do Home-Vila Termal)

En esta entrada seguimos mostrando los paisajes e historia que rodean el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés a través de una nueva ruta de senderismo.
En realidad, hemos hecho esta ruta varias veces con un par de variantes que iremos comentando, así que se pueden escoger diversas formas de realizarla.

La ruta forma parte del recorrido de la Vía Nova romana o Vía XVIII del Itinerario de Antonino, una calzada romana construida durante la dinastía flavia y que unía las poblaciones de Bracara Augusta (Braga-Portugal) y Asturica Augusta (Astorga). En total son unos 320 km que se pueden recorrer en diferentes tramos.
Nosotros realizamos el tramo que va desde la Portela do Home (una de las fronteras con Portugal) hasta la Vila Termal de Lobios (de la cual hablamos en Aldeas do Xurés III), pasando por las ruinas de una de las mansiones, o lugares de descanso, que se encontraban a lo largo de la Vía.
A parte del paisaje, este tipo de rutas me encantan por su valor histórico. Y es que hace casi dos mil años había romanos haciendo el mismo recorrido... ¡casi nada!

Ruta Vía Nova


14 de julio de 2016

Excursións no Xurés (VII): Ruta Lobios-Vila Termal Río Caldo

En esta entrada volvemos a adentrarnos en las rutas de senderismo del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés, para mostrar una bastante fácil de realizar, con un sendero nada difícil y unas vistas estupendas.
En ella contemplaremos el paisaje del valle del río Caldo, cruzaremos bosques y pasearemos por pequeñas aldeas típicas de Galicia.


9 de septiembre de 2015

Aldeas do Xurés (IV): Puxedo

En el Concello de Lobios, a unos 15 minutos en coche desde el ayuntamiento, está el pequeño pueblo de Puxedo.

Esta aldea ha ido tomando fama en la zona gracias a un proyecto vecinal en el cual han puesto en marcha una ruta etnográfica sobre el ciclo del pan.

Desde la siembra, la malla, el molido y hasta la cocción, los vecinos están recuperando los elementos de este ciclo para mostrar a los visitantes las viejas tradiciones.


18 de marzo de 2015

Excursións no Xurés (VI): Ruta Pía da Moura (Entrimo)

Esta excursión es bastante "mítica" en nuestra aldea, sobre todo para la generación de mis padres. 
Ellos tenían la tradición de colocar una bandera encima de esta "pía" y cuando veían que alguien había quitado la suya para poner la de otro grupo organizaban de nuevo una excursión.

En mi generación se ha perdido, pero mi familia ha realizado varias veces esta excursión, alguna de ellas para poner la bandera del Barça jeje. Eso sí, durante bastante tiempo esta ruta estuvo descuidada y los adultos iban con machetes para abrir camino.

Por suerte, a día de hoy, se ha recuperado la ruta, la han despejado, están reconstruyendo el Castro Celta que hay en ella y han colocado señales y paneles informativos.

Así que, animados por los cambios, el verano pasado decidimos subir de nuevo para volver a contemplar los paisajes que nos ofrece.

Ruta Pía da Moura


1 de septiembre de 2014

Noite dos Morcegos

La International Bat Night es un conjunto de eventos, que se realizan en diferentes países, para acercar a la gente un animal tan misterioso y rodeado de leyendas como es el murciélago.

Se convoca a finales de agosto y en el Parque do Xurés la gente de Sorex Ecoloxia lleva cuatro años haciéndose cargo de ésta actividad, a la que llaman: A Noite dos Morcegos (La noche de los murciélagos).

Este año tuvimos la suerte de coincidir con ella y pudimos ir a ver en que consistía. Allí conocimos a Xosé y Adrián que fueron los encargados de dar las explicaciones tanto a niños como a mayores y de responder a la infinidad de preguntas que todos les teníamos preparadas.

La actividad arranca con Xosé y mas gente del grupo colocando unas redes donde capturan los animales para poder examinarlos.

Noite dos Morcegos


30 de agosto de 2014

Castromao y Vilanova dos Infantes (Celanova)

En nuestra anterior escapada a Celanova, nos quedaron pendientes un par de visitas: El yacimiento Castrexo y la aldea medieval de Vilanova dos Infantes.

Aprovechando el buen tiempo que nos hizo la primera semana de nuestras vacaciones veraniegas, me puse a buscar información para hacer las visitas por nuestra cuenta.
Pero como no encontraba mucha información, sobre todo del castro, me decidí a preguntar a la Fundación Curros Enriquez, que anteriormente nos hizo la visita guiada al Monasterio.
Nos contestó tanto la fundación como Susana, la guía de turismo de Vilanova, informándonos de las opciones que teníamos:

1- Visita por nuestra cuenta a ambos lugares. Con horarios de apertura de la Torre de Vilanova y su precio (1€)
2- Visita guiada a Vilanova incluida la torre (2€) y Castromao por nuestra cuenta. Varios días a la semana y varios horarios. No los pongo porque pueden variar, así que es mejor preguntar.
3- Los domingos de verano ofrecen visitas guiadas a ambos lugares por 3€, pero se ha de juntar mínimo un grupo de 10 personas.

Lo valoramos y la verdad es que nos apetecía visitar el castro con alguien que nos explicara un poco, mas allá de ver piedras, y no nos pareció caro. Así que nos apuntamos y tuvimos suerte de que para ese domingo consiguieron juntar un grupo y realizar la visita.

La ruta sale desde la plaza de Celanova y se ha de realizar en coche privado. Aunque si no se dispone de él podéis preguntar a la guía, ese día hizo el favor de llevar a dos personas.

La primera parada es Castromao, uno de los yacimientos arqueológicos castrexos mas importantes del noroeste de la península.

Castromao

9 de enero de 2014

Monasterio de San Salvador (Celanova)

Hacía tiempo que me quería acercar a Celanova para visitar varios lugares históricos (Castromao, Torre de Vilanova...), pero especialmente para ver el monasterio del que llevaba años oyendo hablar a mis padres.

Así que estas Navidades decidí reservar la visita al monasterio.
En la web encontraréis varios emails de contacto, escribid al de la Fundación Curros Enríquez que son los que se encargan de hacer las rutas.
Nos contestaron enseguida para darnos los horarios disponibles esos días y el precio (2€ por persona).

Mi planing inicial se vio truncado por el temporal que se nos vino encima, y tuvimos que renunciar a visitar el resto de lugares por estar al aire libre. Así que quedamos con Paula, la guía, en la Casa de los Poetas que es la sede de la fundación.


En ella tienen una exposición sobre el poeta Curros Enríquez (es la casa donde nació), sobre los conflictos de la época, objetos personales... y también pequeños homenajes a otros poetas de la tierra.


Es un tema del que apenas sabía nada y estuvo muy bien conocerlo gracias a las explicaciones de Paula.

Llegada la hora del tour nos dirigimos al monasterio, donde se nos unió una pareja mas a la visita.


El monasterio data de los siglos XVI y XVII y fue fundado por San Rosendo. A día de hoy, tras la desamortización del S.XIX, es del ayuntamiento y una parte alberga el instituto municipal. Pero por suerte, lo han conservado muy bien y le siguen dando un buen uso.

Como la visita forma parte de un tour, no explicaré los detalles para que no pierda la gracia (y por que seamos sinceros... no soy una experta en el tema), pero os aseguro que la guía es muy buena y conoce muy bien cada rincón del lugar y su historia.

Empezamos por la iglesia, muy grande para la pequeña población de Celanova y con unos retablos preciosos.


Subimos a la parte superior donde analizamos el coro antiguo, del S.XVI, que conservan en buen estado y un libro de salmos muy antiguo (¡sorprende que no esté en una vitrina!). No hay fotos de esta parte por que había poca luz.

Además tuvimos la suerte de poder ver el Órgano por dentro. Es impresionante la de tubos que tiene.
Por cierto, lo tocan en algunas liturgias y me consta que a lo largo del año se organizan conciertos.


Después visitamos el claustro barroco, analizando sus detalles. El monasterio tiene otro claustro pero forma parte del instituto y ese día estaba cerrado.


De ahí pasamos a la "huerta", donde se encuentra la única muestra arquitectónica de los tiempos del fundador. Se trata de una pequeña capilla de estilo mozárabe. También entramos pero la luz de ese día no acompañaba para hacer fotos.


Cuenta la leyenda, que San Rosendo lanzó una piedra desde unas montañas lejanas (os aseguro que al lado no están) para saber donde levantar el monasterio. ¿Como llegó hasta ahí? En fin... lo dejaremos a la fe. ;) 
Sin embargo, existe una piedra con forma de altar, cuyo posible origen o relación os será desvelado en la visita.


Por último, regresamos al interior de la iglesia para ver de cerca los detalles del retablo, el coro "nuevo" y entramos en la sacristía, a día de hoy muy grande para un cura, pero en la época tenía que albergar a bastantes monjes.


Al final, la casi hora y media de visita se nos pasó volando. 

Como estoy segura que, al igual que yo hasta estas navidades, hay mucha gente de la zona que no ha visitado el monasterio, quiero animar a que lo haga.
El precio es barato y merece mucho la pena, tanto por el lugar en si como por las explicaciones de la guía.

Y hasta aquí nuestra visita a Celanova. ¡Por ahora! Que tenemos pendientes los demás lugares para cuando haga buen tiempo.

Me he fijado que la web del concello tiene un fallo en la sección de como llegar. Así que os dejo un mapa donde he marcado los lugares de visita.

9 de septiembre de 2013

Serra do Courel (II): Devesa de Rogueira y Vilar

Tras nuestra aventura nocturna, nos levantamos temprano para afrontar el día en el Courel. 
Bueno, temprano es un decir, y es que las gentes de Paderne ya hacía buen rato que estaban en marcha. 
Antes de irnos, Adriana nos enseñó (a petición nuestra) los animales que tenía en las cuadras. Por desgracia, las vacas ya estaban pastando en el campo... ¡no madrugamos lo suficiente!


Tras temer que alguna componente de la expedición quisiera llevarse uno de mascota, pusimos rumbo a Seoane, el pueblo donde paramos a desayunar y a comprar la comida del día (pan, embutido, galletas...) y unas galletas de castaña típicas de la zona. 
Allí podréis comprar muchos productos elaborados con castañas, y, la verdad, es que las galletas estaban muy buenas.



Fue construido en la Edad media y tuvo una misión de defensa y vigilancia entre Lugo y León. Además, en él estuvo escondido Alfonso II el Casto.
Desde él se pueden contemplar los frondosos bosques del Courel, y en uno de los montes que lo rodean se hallaron una tabla inscrita en bronce del año 28 d.c y una águila de las que coronaban los estandartes de las legiones romanas.


La Sierra del Courel es el paraje con mas biodiversidad de Galicia. En sus bosques se encuentra una gran diversidad botánica, tanto del clima mediterraneo como del atlántico y son refugio de una gran variedad de fauna (tiene el censo de vertebrados mas rico del noroeste de la Península Ibérica).
A pesar de los datos abrumadores de su valor natural, el Courel NO es Parque Natural... Hace ya un tiempo que diversas asociaciones están luchando para que se declare la zona como Parque y se proteja así toda la riqueza  que albergan esos bosques. ¡Esperemos que lo consigan pronto!

Ese día íbamos a hacer una ruta por la Devesa de Rogueira, uno de los espacios naturales mas importantes de la zona.
Normalmente la ruta empieza en la Aula de la Naturaleza, en Moreda. Pero nuestro compi "El druida Patakeiro", que se conoce bien las rutas de la zona, nos avisó que el primer tramo desde la Aula es duro y carga mucho las rodillas, justo lo que dos integrantes del grupo no teníamos en plenas condiciones... así que decidió llevarnos por el otro acceso: El Alto do Couto.

Dejamos aparcados los coches en la zona donde hay un tanque de agua e iniciamos el primer tramo del camino (un poco mas adelante, a mano derecha), con buenas vistas al valle pero sin sombra, por suerte es un tramo corto, y es que ¡el sol apretaba ese día!


Enseguida nos adentramos en la espesura de la devesa, una maravilla para los amantes de los bosques.


Algunas tramos eran en pendiente, pero lo hicimos bien, sin mucha prisa. Lo que me encantó de la ruta es que hay muchos riachuelos que cruzan el camino. Las fuentes naturales me encantan ^_^


Hicimos un alto para comer a los pies de una gran haya, y ahí nos cruzamos con otros excursionistas que tenían nuestro mismo destino: A Fonte do Cervo.


Por cierto, los tres de la rama daban para un chiste: Iba un gallego, un catalán y un andaluz... xD

Tras el repostaje seguimos rumbo a la fuente, y nos encontramos con este cartel:


Se supone que este cartel debería indicar el camino, pero Pata enseguida nos hizo ver que estaba mal dibujado, nos ubicaba mal y encima no había los desvíos que marcaba... Pero bueno, que igualmente era hacia la izquierda (donde marca Fonte do cervo).
Pues bien, la anécdota fue que, a pesar que Pata nos dio la explicación, mi cerebro decidió obviar el "hacia la izquierda", Jordi me hizo una señal de "va, pasa delante" y yo toda decidida tomo camino a la derecha xDDD Creo que aun se están riendo... ¡Y ese es el motivo por el cual los mapas los lleva Jordi!

En fin, un poco mas adelante llegamos a la Fuente do cervo.


Esta fuente en realidad son dos manantiales que surgen de una misma roca.
El de la derecha es de aguas ferruginosas y de ahí el color "marrón/bronceado" de la roca.


El de la izquierda, de agua transparente, viene de zona calcárea.


A esta fuente se le atribuyen propiedades curativas y dicen que ayuda a abrir el apetito... sea como fuere, tras probar el agua ferruginosa, decidimos llevarnos la otra para el camino. Para los que os hayáis criado, como yo, en parques de columpios de hierro, que se les caía la pintura y se veía el oxido... ¿El olor que hacían los columpios? Pues el mismo. xD

Tras llenar las botellas regresamos por donde vinimos, intentando escuchar animales (en un momento dado perdimos al druida entre la maleza en pos de un conejo xD) y ¡avistando unas 7 aves rapaces volando juntas! Y en mi pueblo nos alegramos cuando vemos volar a un par de ellas...

Tardamos 4 horas en hacer la ruta, tranquilamente y parando a comer y hacer fotos.
Objetivo cumplido:


Nos quedaba poco tiempo en la zona y nuestros compis decidieron mostrarnos una aldea muy peculiar: Vilar.


Actualmente solo hay 3 casas habitadas en la aldea (en verano algunas mas, al venir la gente de afuera). Y entre las pocas personas que quedan está el señor "Xan", que se ha encargado, y se encarga, de mantener la aldea en pie.

























Él ha construido la zona de fiestas del pueblo, tipo merendero rodeado de grandes castaños, árbol que predomina en ese bosque. Y ha reformado la capilla.


Mas allá de la capilla hay las ruinas de un castro, pero son de difícil acceso y nosotros no teníamos mucho tiempo por lo que solo nos acercamos a verlas desde lejos.

En el pueblo podréis comprar productos de la zona hechos por Xan y visitar un, pequeño pero impresionante, museo de herramientas antiguas.


Si además tenéis suerte de coincidir con Xan, como nosotros, os podrá explicar para que sirven.
Por desgracia nosotros teníamos prisa y no pudimos pararnos a disfrutar de la conversación con él. Mi consejo es que llevéis unos bocadillos para disfrutar en ese hermoso bosque y de paso escuchar las mil y una historias de Xan, y es que un hombre que vive prácticamente solo y que hace de todo en el pueblo, tiene mucho que contar. ;)
¡A nosotros hasta nos invitó a las fiestas!  Pata y Nyme (que ya lo conocían) hasta tienen casa ahí si quieren. jeje
Todo un personaje el señor Xan. ^_^

El día llegaba a su fin, con mucho pesar nos despedimos en Quiroga, tras tomar algo juntos y echar las últimas risas.
La Expedición "O Courel" llegó a su fin, pero sin duda sus componentes volverán a encontrarse (sea en Galicia, Barcelona o Córdoba) ^_^


Como siempre, mas fotos en mi flickr.


31 de agosto de 2013

Serra do Courel (I): O Cebreiro y Casa Caselo (Paderne)

Tras dejar Lugo, la expedición se preparaba para adentrarse en la Sierra do Courel. Sin embargo, nuestros amigos norteños nos tenían preparada una parada que nos llamó mucho la atención: ¡O Cebreiro!

Cebreiro no pertenece a O Courel. Digamos que está dentro del "LIC" (Lugar de Interés Comunitario) de "Ancares-Courel". Del cual me falta por ver Ancares... motivo para volver. ;) 

Bien, seguro que hay gente que conoce o ha oído hablar de Cebreiro, sobre todo los interesados en el Camino de Santiago, puesto que esta aldea es la primera etapa del camino francés en tierras gallegas.
Con una imagen totalmente rústica reune varios albergues para los caminantes, tiendas de recuerdos y restaurantes.


Pero sin duda, lo que nos encantó fue ver que conservan la edificación tipo "palloza".


Las viviendas típicas con tejado de paja, preparadas para aislar de la nieve. ¡Nieve! Eso me hace recordar: ¡Llevad abrigo! Y es que allí pegaba frío.
Y Jordi y yo que veníamos de Ourense, pasando una calor que pa que... ¡Si hasta el compi sureño alucinaba! Decía que le habían engañado, que él creía que en Galicia hacía frío. jaja (Lo que no sabía es que a Ourense la llaman la California de Galicia). Pues eso, que olvidando que salíamos de la provincia de Ourense nos fuimos en manguita corta... ¡a lo loco! 
Menos mal que el resto llevaban algún polar de mas xD (¡¡Nyme gracias!!)

El pueblo tiene la Iglesia de Santa María, donde podéis admirar un cáliz que está ligado a la leyenda del Santo Grial.


También podéis firmar en su libro de visitantes, Doko decidió dejar constancia de que : ¡Nueva Valadre estuvo ahí! ^_^


Alucinados quedamos al ver biblias en muchos idiomas, entre ellos Japonés, Árabe...


Y mas aún, al ver que los monjes que sellan la compostelana estaban uno con una tablet y otro con un smartphone escuchando música (¿Serian cantos gregorianos, AC/DC o lo último de Pitbull?). xD ¿Quien dijo que tradición y tecnología están reñidas?


Tras pasear un rato por esta pintoresca aldea, tomamos rumbo a Paderne, la aldea del Courel donde íbamos a dormir.

Para llegar a ella pasas un buen rato conduciendo por la típica carretera antigua de Galicia, esas que cuando viene un coche de frente has de frenar y apartarte... y como venga un camión te encomiendas a todos los santos. xD (Rara vez te cruzas con uno, así que no temáis jeje)
Sin embargo, compensa con creces el adentrarte en esas carreteritas y dejar que el espeso bosque de la zona te envuelva. 

En Paderne nos alojamos en la casa rural: Casa Caselo.
Cuando Nyme me comentó la posibilidad de dormir allí me sorprendió su precio (40 euros la habitación doble y 14 la cena). Estoy acostumbrada a que las casas rurales sean mas caras así que no sabía que esperarme...


Lo que encontramos fue: Una casa rural totalmente reformada, limpia, y muy acogedora.


Eso si, para llegar a ella (está en la parte baja del pueblo) tened paciencia e id poco a poco, que los coches pasan justos por esas calles.
Al llegar nos recibió un hombre y nos dijo que Adriana (la dueña) vendría enseguida, pero que podíamos ir entrando y elegir habitaciones (tienen 5 pero nosotros éramos los únicos huéspedes esa noche). Como Nyme conocía la casa pues con total confianza entramos a acomodarnos.

Mirad las pedazo de vistas que tiene la habitación de arriba: (Gracias por dejárnosla ;) )


Al poco llegó Adriana, una mujer muy atenta y que no escatimará en nada para que estéis cómodos y, como ella repetía: ¡Como en vuestra casa!

Enseguida nos preparó la cena, que consistió en: Entrantes (Embutidos y croquetas caseras), jabalí estofado con castañas (plato muy típico de la zona) y pollo de la casa, postres, café, bebidas, chupitos... casi reventamos comiendo, y es que estaba todo delicioso.


Al finalizar, Adriana se retiró a su casa, tras quedar en la hora que nos iríamos al día siguiente y nos dejó charlando en la sala disfrutando de los chupitos.

Llegado cierto momento de la noche, nuestro amigo norteño que es Ingeniero Forestal (apodado el "Druida Patakeiro") y se conoce muy bien esos bosques y su fauna, nos hizo la proposición de ir a una aventura nocturna.

Y ahí que nos fuimos de noche, con una mini linterna, unos smartphones que alumbraban mas que la dichosa linterna xD y el Druida Patakeiro al frente marcando el rumbo para adentrarnos en el bosque.

Según avanzábamos, Pata nos fue explicando que aves estaban cantando y nos enseñó a diferenciarlas. Y gracias a él, aprendí que lo que llevaba toda la vida escuchando en mi pueblo y llamando Curuxa (Lechuza) era en verdad un Cárabo.

Doko avistó unos ojillos a lo lejos entre los árboles y estuvimos un rato mirando de adivinar si era una especie de mustélido. Allí tenemos varias, entre ellas la Marta.
Pero el punto fuerte de la aventura vino cuando nos sentamos en un tronco que había en el lateral del camino, apagamos todas las luces y nos sentamos a escuchar... no eres consciente de la cantidad de vida animal que te rodea hasta ese momento.

Y de repente, los norteños que sueltan: ¿¿¿Habéis oído??? Y tu que piensas que te trolean... hasta que el sureño suelta: ¡¡Si!! ¡Por la izquierda! Y entonces escuchas un crujir de hojas y ramas que te crea un doble sentimiento: Por un lado la emoción de que un animal se acerca y por otro... ¡¡Ese bicho ha de ser grande!!
Con las órdenes de "Si salta al camino apartaros al lateral y dejadlo pasar" nos levantamos y acercamos hacia los árboles. Allí Pata le hizo señales con su linterna para avisar que estábamos ahí y no le pilláramos de improvisto. El animal se detuvo, y tras unos segundos de silencio empezó a rascarse contra un árbol enorme (definitivamente... no era un bicho pequeño), la teoría de que era un jabalí quedó confirmada al oír como gruñía...
En ese momento se incrementan los dos sentimientos, te sube la emoción por estar a pocos metros de semejante animal y rezas para que no le de por saltar al camino xD

Pero tras unas señales mas, y enfocarlo con las luces para intentar verlo (no fue posible), el animal decidió seguir su camino bosque a través.

Y ahí nos quedamos, asimilando nuestro encuentro nocturno y flipando, como buenos urbanitas jeje.

Al poco, decidimos volver para descansar, al día siguiente tocaba ruta por el Courel, zona de la que os hablaré mas extensamente en la próxima entrada.