16 de agosto de 2015

Grand Canyon en helicóptero y Monument Valley

Cuando a las seis de la mañana sonó el despertador se intuía claridad a través de las cortinas. ¿Habría mejorado el tiempo?
Se había pasado la noche lloviendo y, al mirar por las ventanas, comprobamos que, aunque no llovía , el día seguía amenazador en el horizonte.
De los tejados caían gotas de agua, el suelo estaba embarrado y los pocos senderistas que venían de la zona del cañón lo hacían con el chubasquero y la ropa mojada.
Habíamos acertado, no era día de amaneceres... La duda que nos quedaba era si sería día de helicóptero.

Teníamos tiempo de sobras, así que desayunamos tranquilamente unos chocolates calientes en la cafetería del hotel, esperando a que subiera un poco la temperatura en el exterior. ¡Y es que menudo cambio tras venir del calor de Las Vegas!

Con el cuerpo templado, y tras comprobar que no amenazaba lluvia inmediata, nos fuimos a dar un pequeño paseo, nuevamente por la ladera del cañón.
Cerca del alojamiento empieza el "Bright Angel Trail". Es uno de los senderos, que baja al río, mas fácil y popular del Grand Canyon.

Grand Canyon


Nosotros solo bajamos un pequeño tramo. Por desgracia, no teníamos tiempo para grandes excursiones en el parque. Y hay que tener en cuenta que bajar hasta el río y subir son 22 km con un desnivel aproximado de 1300 m. En lo meses de menos luz desaconsejan planificar el recorrido entero para un mismo día, teniendo que hacer noche en los campamentos de la base.

Grand Canyon


Tras admirar un poco mas el inmenso paisaje que nos brindaba el cañón, tomamos rumbo a Tuyasan con la esperanza de poder sobrevolarlo.

No llovía e incluso estaba bastante despejando, pero al llegar nos dieron la mala noticia: en la zona que volaban los helicópteros si que hacía mal tiempo.
Nos dieron dos opciones, reembolso o esperar a los siguientes partes para ver si se podía volar esa mañana.
Mucha gente se marchó pero nosotros empezamos a hacer cálculos de hasta que hora podíamos esperar. Después de todo, era una experiencia que no sabíamos si podríamos repetirla ni cuando.
Tras calcular las horas de coche hasta Monument Valley decidimos que como máximo podríamos aguantar hasta las 12h.
Eran las 9h, nuestra hora de vuelo, pero nos lo retrasaban hasta las 10:15h a espera de la evolución del tiempo.
Así que nos dedicamos a hacerles fotos a los helicópteros (solo volaban los que iban a inspeccionar), comer unas galletas y charlar con unos españoles que decidieron apurar el tiempo, como nosotros.
También aprovecharon para proyectarnos el vídeo de seguridad, explicarnos las normas y pesarnos, así podríamos avanzar faena caso que al final pudiéramos volar.

Grand Canyon


Se acercaba la hora y, de nuevo, malas noticias. Lo retrasaban para las 10:45h porque seguía sin poderse volar. Y lo peor fue el mensaje de que si a esa hora no se podía salir, probablemente no se podría en todo el día, así que cancelarían vuelos.
Las caras mudaron a un semblante mas triste, pero nos quedamos.
Poco antes de la hora del "ultimátum" se acercó el encargado con una sonrisa. ¡Íbamos a volar!
Enseguida empezaron a llamar a las personas por grupos de helicóptero y a darnos el número de asiento que nos tocaba a cada uno. Cuando vi el de Jordi me puse muy contenta. ¡Tenía el 1! Iba a ir delante con el piloto. ^_^
Es importante no intercambiar ese número con otro pasajero, puesto que ellos lo asignan según los pesos, para que el aparato vaya bien equilibrado.
Estábamos todos los grupos listos cuando dieron la orden de embarcar rápido. Empecé a pensar que quizás estábamos aprovechando un claro y que no querían que empeorara de nuevo el tiempo...


Grand Canyon


Uno tras otro empezaron a despegar los aparatos. El ruido era ensordecedor, menos mal que te pones los cascos y a través de ellos escuchas al piloto y a los demás pasajeros.
El despegue fue muy suave, era como estar flotando... Nunca había montado en helicóptero y la sensación era esa: ¡Flotar! (By Jordi: De eso se trata, Vero. De eso se trata. La principal función de un helicóptero es que flote en el aire. No era la sensación, era la realidad. XD)
Bueno, eso y el nudo en el estómago cuando pillábamos alguna turbulencia de camino al cañón. Estaba claro que no era el mejor día peeero ¡íbamos a verlo!

Grand Canyon


Tras un rato sobrevolando el bosque, de repente, se abre bajo ti la inmensidad. Y es que esta formación geológica tiene una superficie de 4856 km2 y una profundidad máxima de 1800 m. ¡Casi ná!

Grand Canyon

Grand Canyon


Durante el vuelo, a través de los cascos, nos pusieron un audio sobre la formación y los datos del Grand Canyon.
Una pequeña aclaración: El helicóptero no baja en ningún momento para volar entre los desfiladeros, siempre los sobrevuela a la misma altura respecto al borde del cañón.

Grand Canyon

Grand Canyon


Una de las cosas que mas me gustó es poder ver el río y sus diferentes colores. El intenso azul turquesa tengo entendido que es por una alta concentración de carbonato cálcico. A mi me resultó precioso.

Grand Canyon

Grand Canyon


El vuelo se hace corto (porque de los 30 minutos una parte la haces en el trayecto de ida y vuelta), pero lo disfrutamos muchísimo.
Mientras regresábamos empezó a llover y pillamos alguna turbulencia mas, aunque nada fuerte. Pero tras aterrizar vimos que apenas había movimiento en el helipuerto con lo que creemos que fuimos de los pocos afortunados que ese día pudieron sobrevolar el Grand Canyon.

Grand Canyon


El planning que teníamos previsto de inicio era regresar al parque y recorrer el Desert View parando en los diferentes miradores del cañón mientras nos dirigíamos a la salida este.
Entrar en el parque ya nos llevó mas tiempo de lo esperado porque había cola en la entrada. Era un fin de semana con puente y los parques se llenaron. Si a eso le sumamos el tiempo perdido esperando en el helicóptero... nuestra llegada a Monument Valley pintaba muy tardía.
Pero de repente, el cielo decidió acortar nuestro paso por los miradores: ¡Tormentón! Y el cañón lleno de niebla. Vamos que no se veía nada.
Ante semejante panorama decidimos seguir sin parar porque ver una pantalla gris en los miradores no merecía la pena.

Fue un chasco tener que renunciar (forzosamente) a las últimas vistas del cañón, pero al poco de salir del parque dejó de llover fuerte y vimos que indicaban un "View point" así que decidimos parar. No era ya la zona espectacular pero sirvió como despedida.

Grand Canyon


A partir de aquí volvimos a entrar de nuevo en un paisaje desértico pero diferente al anterior. No tan árido. Había algunos matorrales y la tierra empezaba a coger un tono mas arcilloso.
Precisamente en este tipo de desierto es donde empezamos a ver puestos de venta de los indios y sus viviendas (chabolas o caravanas en muchos casos) donde tenían algunos caballos o vacas.
Por suerte, al hacer mal tiempo pillamos los puestos de artesanía cerrados. Y digo por suerte porque algún viajero se encontró a niños/as pequeños, bajo el sol, haciendo collares y demás bisutería y casi que es una imagen que preferimos no traer en nuestra mente.

Grand Canyon

Monument Valley
Cuando ves que vas hacia la tormenta...


Por el camino paramos en Tuba para comer (fast food, para variar) y en Kayenta para comprar la cena, puesto que no teníamos claro el cenar en el restaurante del hotel.
Ambas poblaciones pertenecen al condado Navajo, la mayor reserva india de USA, donde mas del 90% de población es amerindia. Y de hecho, la mayoría de personas que vimos ese día y al siguiente pertenecían a los Navajos. Incluso la policía que vimos patrullando, y dando el alto a un coche, en una de las carreteras (¡una imagen de película!).
Sabíamos de gente que había tenido algún "encontronazo" con los indios. Y en la guía ya avisaba que es gente que parecen serios y fríos, que van a su ritmo... y que para conectar con ellos, por norma, hay que ir con tiempo y cambiar nuestro chip de turista que tiene pocas horas.
Por desgracia nuestro paso por la reserva Navajo sería fugaz y aunque se les notaba fríos, no tuvimos ningún problema.

Monument Valley


Llegamos a Monument Valley pasadas las 5 de la tarde y en esa época ya estaba cerrado. (Ese parque se rige por el horario de Utah y por tanto teníamos que adelantar una hora el reloj, llegando mas tarde de lo esperado.)
Paramos en el parking que hay en frente del hotel The View para al menos poder hacer unas fotos del valle.

Monument Valley


En ese momento me fijé que, aunque la barrera estaba bajada, la gente seguía entrando igual con el coche. Todo el mundo: coches, autobuses de excursiones, los guías con los 4x4... todos pasaban por el lado sin problemas.
Nosotros no somos de saltarnos las normas, pero cuando ves que todo el mundo entra (incluso los indios)... ¡Ah! Y no había ningún sitio donde dejar el dinero, en plan cajita o algo, porque si no, lo hubiéramos hecho. (Por cierto, que han subido el precio y ahora cuesta 20$ por coche.)
Pues nada, como ahí nadie paraba pues decidimos entrar y dar al menos una pequeña vuelta. Lo único malo, es que no teníamos mapa con los puntos de observación (te lo dan con la entrada) pero bueno, disfrutamos del paisaje.

Monument Valley



Nos habían contado que la carretera estaba fatal, en cambio nosotros la vimos totalmente accesible. Obviamente, hay que ir despacio porque tiene algunos baches, pero para nada impracticable. Así que, o bien la cuidan mas ahora que han subido la entrada, o va a épocas...

Monument Valley enseguida te recuerda a los escenarios de las películas del Far West. De hecho, uno de los famosos puntos para detenerse se le conoce como John Ford Point porque este famoso director rodó aquí varios westerns.

Monument Valley



Decidimos no ir mas allá de este punto porque todo el recorrido lleva algo de tiempo y se nos hubiera hecho de noche. Eso sí, de regreso hicimos la frikada de grabarnos con la música de Regreso al Futuro sonando. Y es que la tercera película de la saga (cuando Marty llega con el DeLorean al Far West) fue rodada también en Monument Valley.

video

Frikadas a parte, el paisaje rojizo de Monument nos gustó mucho. No nos quedamos a ver la puesta de sol básicamente porque estaba todo el cielo encapotado (la lluvia seguía amenazando) y no había ni sol, ni puesta. Así que de nuevo optamos por ir con calma hacia el hotel, en Mexican Hat, y descansar.

Monument Valley


De camino al San Juan Inn vimos unas chicas saltando, en mitad de la carretera, para hacerse una foto. Jordi soltó un: ¿Pero que hacen esas locas ahí? Menos mal que se ven de lejos...
Mi respuesta fue: Lo mismo que harás tu mañana. ¡Es el punto Forrest Gump!
Y es que la carretera que va de Monument a Mexican Hat es donde Forrest se cansó de correr. Pero esa parada la dejamos para la siguiente jornada. ^_^

El hotel está situado en la ribera del río San Juan, así que tras el check-in fuimos a dar un pequeño paseo alrededor.

Monument Valley


Y aunque el restaurante tenía algunos platos bastante bien de precio, como ya habíamos comprado algo, optamos por el pic-nic, que nos seguía saliendo mas barato.
Y hasta aquí llegó un día que, a pesar de la lluvia, al final acabamos disfrutando y conseguimos tener grandes momentos.
Por desgracia, las previsiones del tiempo seguían amenazando nuestra próxima jornada... ¿Lograríamos visitar Antelope Canyon?





18 comentarios:

  1. Qué pasada las vistas desde el helicóptero!! Menos mal que esperastéis y pudistéis montar! Nosotros montamos en Niagara Falls en helicóptero y fue una pasada!! Imagino que tuvo que ser una sensación igual la vuestra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que está hecho a través del cristal, que no estaba en las mejores condiciones (por la lluvia)
      No nos arrepentimos para nada de habernos quedado ^_^

      Eliminar
  2. Me está encantando vuestro viaje y en especial toda esta zona de las Vegas y el Cañón del Colorado. Las fotos chulísimas...enhorabuena a Jordi y a tí por como lo cuentas todo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!
      La lástima es que los días no dan para quedarse a hacer mas excursiones en los parques. Porque son una pasada.

      Eliminar
  3. Fabuloso !!!! El Gran Cañón es de esos lugares que te deja sin habla. Y Monument Valley tiene un magnetismo increible que lo hace super especiel. Enhorabuena por la entrada, me encanta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! la verdad es que son dos lugares espectaculares!

      Eliminar
  4. Impresionante Monument Valley con ese color! Y qué suerte haber podido sobrevolar el Gran Cañón al final, tiene que ser alucinante. Nosotros hace poco fuimos en helicóptero por NY y nunca me había montado en uno y también me sorprendió mucho la sensación, es muy suave, y el tiempo pasa rapidísimo. Yendo de copiloto como Jordi seguro que todavía más ;) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi tuvo las mejores vistas jejeje
      La verdad es que sobrevolar el Grand Canyon impresiona porque es cuando te das cuenta de lo enorme que llega a ser...

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. ¡Ay la lluvia! ¡Qué malas pasadas juega a veces! Pero bueno, al final tuvisteis suerte de poder volar. ¡Es una pasada! Por cierto, nosotros utilizamos la misma empresa también cuando hicimos la excursión la primera vez que fuimos a Las Vegas. Quedamos muy contentos con el trato y demás.
    Ains....¡Monument Valley! Es algo que tenemos pendiente. Tiene una pinta buenísima.
    Deseando estamos de ver la "foto de Forrest" ;-) ¡Un abrazo, chicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si! Tuvimos suerte! Y ellos nos mantuvieron informados, así que genial.
      Monument tiene unos colores muy chulos.
      A ver que os parece el próximo con forrest ;)

      Eliminar
  6. Qué mala suerte con el tiempo, aunque pudisteis ir capeando la situación, menos mal!!! Lo del helicóptero debe ser una pasada, yo me quedé con muchas ganas. Menuda experiencia sobrevolar el Cañón y vaya vistas!!!

    Y Monument Valley cuánto juego da, eh? A mi me encantó también ;-)

    Un viaje precioso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue tal cual ¡capeando! porque vaya persecución tuvimos jejeje.
      Y si, fue una pasada sobrevolarlo, nos alegramos de habernos quedado a esperar.

      Monument...es tan de película que da mucho juego jeje No me extraña que sea un lugar tan filmado.

      Gracias por pasarte! ^_^

      Eliminar
  7. Qué fotos más chulas! A mi el Gran Cañón me dejó muy buen recuerdo y el helicóptero también. Y eso que me mareé porque me pusieron en contra dirección, pero mientras estuve bien, lo disfruté muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mareaste? vaya :S yo también fui en tu posición, al lado de la ventanilla. Pero por suerte no me mareé.

      Eliminar
  8. Qué pasada de paisajes!!! Menos mal que os esperásteis para hacer la excursión con el helicóptero! Y las vistas de Monument Valley son impresionantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, menos mal ^_^ los paisajes son una pasada!
      Un saludo

      Eliminar
  9. Lo de la lluvia y vosotros es de traca! El GC es uno de los sitios más maravillosos del planeta, un sitio que hay que ver sí o sí; qué bien que pudísteis volar! nunca he volado en helicóptero, no sé si me dará yuyu, maja. Tengo que volver al GC porque cuando fuimos nosotros no pudimos hacer el vuelo y además había muchos miradores cerrados por obras, así que…toca volver, no sé cuando, pero volveré. Monument Valley para mí es mágico, nos pasó como a vosotros, llegamos tarde y a nosotros si se nos hizo de noche y ya me veía durmiendo allí con los coyotes, pero vimos un coche con indios que se iban y nos fuimos detrás de ellos y así salimos, menos mal!. Me encanta leer estas entradas del oeste, me traen muyyyy buenos recuerdos. Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves jaja pero oye al mal tiempo buena cara xD hay que disfrutar lo que se pueda!
      Cuando vuelvas prueba lo de volar!! está chulo jeje ^_^
      Quien te viera durmiendo en Monument xDDD ais que yuyu ha de dar quedarse de noche allí jajaja tan....desértico.
      Me alegra que te traiga buenos recuerdos ^_^

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...